Los primeros acordes de SINAIA nacen a finales de 2011, cuando Javier Jimenez (guitarra) y Rodrigo Corredera (guitarra) toman la decisión de abandonar Censurados, la banda de la que formaban parte en aquel momento, para embarcarse en un nuevo proyecto que abarque sus inquietudes musicales y refleje, de una manera más personal, sus composiciones. 
Inmediatamente contactan con Iván Ramirez Bella, baterista de contrastado bagaje musical y con quien ya habían trabajado antes. Entre los tres comienzan las sesiones de composición del álbum a la vez que buscan a los miembros restantes para la banda…

Al cabo de unos meses y tras probar a diferentes músicos, se ponen en contacto con Valentín Domínguez, vocalista fajado en la escena underground castellana. Ahí, justo en ese momento, es cuando se engranan todas las piezas del grupo y todo el trabajo de local cobra sentido en forma de canciones y conciertos… más tarde, y tras probar varias opciones al bajo, se une Israel Martin, quien habitualmente trabaja como músico de sesión en varios grupos y cuenta con una dilatada experiencia, aportando al grupo una gran solidez.
Una vez juntos comienzan a perfilar y definir lo que será el sonido general de la banda: Rock con dos partes de metal y una pizca de punk; a veces más duro, a veces más frágil, cincelado por la distorsión, bañado en melodía y riffs, todo ello dentro de un directo sorprendente y dinámico… un compendio de sus personalidades y su particular manera de entender la música.