Cuando se traspasan todas las barreras, cuando no se teme al riesgo ni a la innovación y la pasión por la música trasciende todos los límites imaginables, la única meta posible es el éxito. Y fue a principios del presente siglo XXI cuando los granadinos Hora Zulu decidieron seguir este camino a la hora de mostrar al mundo sus aspiraciones musicales, para más tarde convertirse en la banda que ha sentado cátedra en el panorama musical en castellano.

Tras algunas demos, en el año 2002 la banda estrenó su álbum debut: Me Duele La Boca De Decirlo, y ya desde el primer momento pudimos comprobar que no serían fácilmente clasificables en ningún género musical concreto. En cada una de sus composiciones se dan la mano melodías y ritmos increíblemente dispares, creando una fusión perfectamente conectada con la que Hora Zulu comenzó a despuntar dentro del panorama underground.

Dos años después, en el verano de 2004, salió a la venta su segundo trabajo discográfico bajo el nombre de “Crisis De Claridad”, en el que Hora Zulu contó con la colaboración de renombrados artistas como Eric Jiménez (Los Planetas, Lagartija Nick), el violinista Fathi Benyakoub, la cantaora Ana María Luque, y Jahlel Chekkara, entre otros.

Si “Crisis de Claridad” fue la constatación de que estos granadinos tenían mucho que decir, fue “El Que La Lleva La Entiende” (2006) el disco que consagró a la banda como una de las formaciones más sólidas y prometedoras de nuestro país a todos los niveles. Con esa imparable fuerza, esas raíces inconfundibles y esas punzantes y elaboradas letras como estandarte, el cuarteto ha recorrido la geografía española de cabo a rabo, colgando el cartel de ‘aforo completo’ en importantes salas nacionales como Republicca (Valencia), Gamma (Murcia) La Sala Live (Madrid) o Industrial Copera (Granada), y congregando a miles de espectadores en reconocidos festivales de toda la península.

En 2008 presentan su cuarto trabajo de estudio, “Creer Querer/Querer Creer”, disco con el que superan incluso las más altas expectativas que pudieran recaer sobre ellos. Trece cortes cuidados al detalle, con todo el talento y el carisma que desprenden a partes iguales las guitarras de Paco Luque, el bajo de Alex Bedmar, las baterías de Javi Cordovilla y las historias narradas por Aitor Velázquez.

Ya en 2012, y tras un intenso periodo de giras, festivales y conciertos, la banda presenta “Siempre soñé saber sobre, nadie negó nunca nada“, el quinto álbum de Hora Zulu y, según sus componentes, el más completo hasta la fecha. Producido en Granada y Jaén por Paco Luque y Javi Cordovilla durante 2011, y con la impecable mezcla del técnico francés Rémy Deliers (GOJIRA, ARTHUR H) en RedStudio (Lille, Francia), este trabajo se fraguó con la fórmula perfecta para esculpir el sonido único de Hora Zulu.

En Septiembre de 2013 la banda anunció a través de las redes sociales un parón indefinido durante el cual algunos de sus miembros presentarían sus proyectos personales, Pangloss, Vúfalo y Fausto Taranto.